Emilia Clarke “Denuncia” por ser obligada a desnudarse para GOT

Spread the love

La actriz británica, Emilia Clarke hizo público que en varias ocasiones fue convencida “para no decepcionar a todos los fans de la serie” a posar desnuda para varias escenas de Game Of Thrones.

Emilia Clarke – Emmys 2019

Emilia Clarke afirmó en una entrevista que sus ahora ex jefes de Game Of Thrones la presionaban para realizar escenas eróticas a pesar de la incomodidad de la actriz. Para la actriz de 33 años, los desnudos eran completamente algo nuevo en su carrera y que a pesar de no estar contemplados en el contrato ni libreto final, ella sentía debía de realizarlos por ser algo “cotidiano” y por ser nueva en la industria.

“Soy mucho más sabia ahora con lo que me siento cómoda y con lo que estoy de acuerdo en hacer”

Menciona la actriz en la entrevista, aunque esa actitud no la mantuvo siempre y es que desde el inicio, Clarke al sentirse una novata en la industria aceptaba hasta las tareas más innecesarias para el personaje como agregar líneas de último momento o repetir las mismas en escenas diferentes, arreglado en post producción claro está.

Daenerys Targaryen, uno de los rostros más icónicos de GOT

Clarke fue una de las voces principales que se levantaron contra los desnudos innecesarios hasta que se negó a seguir exponiendo su cuerpo ante las cámaras.

Quiero que me conozcan por mi talento, no por mis pechos”, declaró en 2015.

Tras el final de la exitosa serie y tras ocho temporadas, Clarke se dice más tranquila con respecto al rumbo que tomará su carrera, pero sobre todo se atrevió a alzar la voz sobre lo que pasaba detrás del set. Aunque con distintos percances en la producción, no todo era tan malo teniendo el apoyo de su compañero Jason Momoa quien (interpretaba a Khal Drogo) el cuál alentaba a su compañera a hacer solo aquello con lo que ella se sintiera completamente cómoda y segura.

“Definitivamente fue difícil. Es por eso que las escenas, cuando pude hacerlas con Jason, fueron maravillosas”.

 

Emilia Clarke y Jason Momoa en “Game of Thrones”

Estas declaraciones se producen ocho meses después de que la actriz desvelara que sufrió dos aneurismas tras grabar la primera temporada. Lo hizo en un artículo que escribió para The New Yorker donde confesó que se sentía sobrepasada por el éxito de la serie:

Estaba aterrada. Aterrorizada por la atención, por un negocio que apenas entendía. Me sentí, en todos los sentidos, expuesta. En el primer episodio aparecí desnuda y a partir de ahí siempre me hice la misma pregunta: ‘Haces de una mujer fuerte y, sin embargo, te quitas la ropa. ¿Por qué? ¿Cuántos hombres debo matar para demostrar mi valía?”.

  • Por Frank Gascón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *