Los musicales: de Broadway a Hollywood

Las películas en formato musical son muy frecuentes en Hollywoood, a lo largo de la historia los personajes muestran sus sentimientos mediante la música. Una de las películas musicales más reconocida es “Mamma Mia! “, estrenada en 2008 y.
Protagonizada por Meryl Streep y Amanda Seyfried. Narra la historia de una joven que desea casarse y ansía que su padre la conduzca al altar, el problema es que no sabe quién es su padre y debe averiguarlo antes de la boda. Las canciones presentes a lo largo de la película pertenecen al famoso grupo de cuatro miembros surgido en 1970 llamado Abba.
En ese mismo año, se estrenó “Sweeney Todd: el barbero diabólico de la calle Fleet”, este fue otro musical de la pantalla grande, dirigido y producido por Tim Burton y protagonizado por su esposa, Elena Border Carter y Johnny Depp. Esta película se centra en un hombre que busca venganza por la muerte de su esposa a cualquier precio. La música de esta película estuvo inspirada en la obra de Stephen Sondheim, quién se encargó de la composición de las canciones. La banda sonora tiene un tinte melancólico y lento, a diferencia de las canciones de Abba que eran alegres y permitía a los protagonistas bailar durante toda la cinta.
En 2007, los espectadores se revolucionaron ante la llegada de una obra de teatro famosa pero en forma de película: “Hairspray”. Esta gira en torno a una chica cuya pasión es cantar y busca un lugar en Hollywood. Permanecieron las mismas canciones del musical de Broadway y fue protagonizada por John Travolta y Michelle Pfeiffer.
Yendo un poco atrás en el tiempo, en 2002, “Chicago” fue otra famosa obra de teatro transformada en película que se estrenó en el cine y lideró las taquillas. Protagonizada por Catherine Zeta Jones y Renée Zellweger, esta película narra la historia de dos mujeres perversas que desean ser famosas pero deben cumplir su condena en la cárcel primero. El célebre compositor, Daniel Elfman, fue la persona que creó la banda sonora de “Chicago”, la cual tenía una mezcla de canciones animadas para bailar y algunas melancólicas.
En 2001, “Moulin Rouge” irrumpió en el cine con el protagonismo de Nicole Kidman, quien interpretó a una joven que buscaba un lugar en el mundo de la actuación y, a la vez, se veía sumergida en un triángulo amoroso del cual no podía salir. Las canciones eran románticas y fue Craig Armstrong su compositor.
Las películas nombradas aquí son tan solo un par de las más famosas, ya que la mayoría de los musicales fueron una gran revelación cuando llegaron al cine. Los productores de Hollywood, al ver que las obras musicales iban creciendo cada vez más, decidieron llevarlas a la pantalla grande para que los amantes del cine también disfrutaran de estas historias.

Esta entrada fue publicada en Hollywood. Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *