La Edad de Oro en Hollywood

Edad de Oro de Hollywood.
En la década de 1930, Hollywood era uno de los negocios más prominentes en Estados Unidos, y la mayoría de la gente asistía a ver películas al menos una vez a la semana. Con la aparición de una mejor tecnología a nivel sonido y fotografía, la industria fue capaz de buscar nuevas direcciones creativas, entrando en una “Edad de Oro”, tanto en la producción y la exploración. Aunque se veía parcialmente condicionada por la censura imperante en ese entonces, la industria cinematográfica atrajo audiencias con narrativas fuertes que involucraban a personajes románticos que luchaban por superar grandes obstáculos. Los productos de la Edad de Oro incluyen una larga lista de lo que hoy se consideran como clásicos indiscutidos: El mago de Oz, Lo que el viento se llevó, La diligencia, Casablanca, Qué bello es vivir, King Kong, El ciudadano, Una Eva y dos Adanes, Cantando bajo la lluvia, Vacaciones en Roma, y muchos más.
Muchos críticos dicen que 1939 fue el año que marca la trascendencia de esta época, con los estrenos de El mago de Oz y Lo que el viento se llevó, las dos mejores postales de esta era dorada.
Pero las películas de Hollywood no eran sólo entretenimiento y mitos sureños para niños, en la Edad de Oro, Hollywood comienza a adquirir cierta conciencia social, que se traduce en 3 de las películas más relevantes de la época:
El Ciudadano -> la película más discutida y aclamada de la Edad de Oro, votada como el film más influyente del siglo XX por el American Film Institute, fue producido y dirigido para RKO Pictures en 1941 por Orson Wells, un descarado y volátil director de radio y teatro famoso por asustar a los oyentes de radio estadounidenses con su “Guerra de los mundos “de 1938. Wells nunca antes había producido o dirigido una película en su vida, pero lanzó todo su genio a realizarla. El ciudadano Kane trata sobre la búsqueda de la identidad de un magnate de los medios de comunicación que usó su riqueza familiar para construir un poderoso imperio, patrocinar a su amante y aplastar a sus oponentes. La película estaba destinada a ser una parodia mordaz de la vida de William Randolph Hearst, un poderoso editor de diarios que de hecho utilizó sus periódicos para promover a su amante y aplastar a sus oponentes. Hearst vio la película como un ataque frontal a su reputación, e hizo todo lo que estaba a su alcance para arruinar el nuevo emprendimiento de Wells. RKO “retiró” la película de las salas después de unas semanas, y tanto Wells como Hearst terminaron perdiendo, según lo cuenta un excelente documental, La batalla por El Ciudadano.
Casablanca.
Una de las películas de temática social icónicas de Warner en la Era Dorada fue Casablanca, lanzada en 1942. En ella, los soldados nazis están cantando en un bar, celebrando su ocupación del norte de África francés. Los ciudadanos franceses responden con la misma moneda. La película recordó a la audiencia estadounidense que algunos franceses se resistían a la ocupación nazi incluso si, de hecho, algunos de los “franceses de Vichy” disparaban contra soldados estadounidenses y británicos en las playas del norte de África en el momento en que se estrenó la película.
Viñas de la ira.
Otra película de la Edad de Oro que merece una mención especial es The Grapes of Wrath, filmada en 1940, protagonizada por Henry Fonda como agricultor que lleva a su familia desde el “cuenco de polvo”de Oklahoma (la más grande sequía documentada en la región) a la tierra prometida de California. Basada en la novela de John Steinbeck, la película utilizó un estilo de cinematografía basado estrechamente en la fotografía de la época de la Depresión de Dorothea Lange, especialmente su serie “Madre Migrante”. Incluso los pocos críticos que se burlaban del mensaje político de la era de la Depresión admitían que la película trascendía las cuestiones sociales de la época con una historia humana duradera.

Esta entrada fue publicada en Historia, Hollywood. Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *