La importancia de un mánager

Un mánager es una persona que se encarga de organizar la vida laboral de las personas famosas, ya sean actores, músicos, pintores, cantantes, directores, deportistas, etc. Esta persona se encarga de elegir el trabajo apropiado para su cliente, es quien recibe las propuestas laborales, las analiza y se encarga de acordar el pago de estas. El mánager también sirve de consejero para el artista en temas laborales y decisiones personales que se relacionan o que pueden tener alguna repercusión en lo profesional. Asimismo, tienen la responsabilidad de cerrar tratos y contratos con el previo consentimiento de su cliente, y contratar a agentes que pueden ayudar a los representantes con el carácter legal de los contratos.
En los comienzos de su carrera, el artista necesita de un representante para poder crecer y conectarse con empresas de arte, cinematográficas o musicales. También necesita que esta persona lo ayude en sus primeros pasos de la carrera, promocionando al artista y organizando sus primeros eventos.
Obviamente, el artista debe buscar un mánager cuando ya esté preparado para comenzar su vida artística, es decir, cuando haya estudiado teatro en el caso de los actores, tenga sus primeras pinturas para mostrar en el caso de los pintores o tenga algún tema musical en el caso de un músico.
Sin embargo, el artista no debería controlar la vida profesional de su cliente; debe presentarle las propuestas laborales y aconsejarlo pero la decisión final queda en manos del artista y le corresponde a él decidir qué trabajos aceptar y qué rumbo desea que su carrera tome.
Asimismo, el artista debe tener confianza en el representante y debe ser alguien recomendado ya que toda la vida laboral del famoso está en manos de su representante y este debe llevarlo al estrellato en lugar de dirigirlo a la ruina.
Algunos artistas no confían en nadie para que dirijan su carrera, por lo tanto, coordinan su carrera por su cuenta. Estos artistas suelen ser los más famosos y cualquier empresario desearía trabajar con ellos, es por esto que no necesitan de alguien que los promocione o los oriente en su carrera. Otros artistas aunque ya son famosos, prefieren tener un representante y un agente para no pasar por el estrés de elegir trabajos, cerrar contratos y organizar las finanzas.

-->

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *