Cine 3D: tercera dimensión para los espectadores

El cine 3D es uno de los más grandes desarrollos que se ha llevado a cabo en el siglo XX y que fue mejorado en el siglo XXI. Las películas que se reproducen en este tipo de cine son de alta calidad y poseen efectos especiales que dan la sensación de “escaparse” de la pantalla grande hacía la sala de cine donde se encuentran los espectadores. Es por esta razón que se llama 3D ya que dicha sensación es tridimensional; los espectadores necesitan de unos lentes especiales que permiten que este efecto sea llevado a cabo.
Actualmente, la mayoría de las películas se reproducen en salas 3D ya que es el formato más disfrutado por los espectadores ya sean adultos o niños. Obviamente, para que este efecto funcione, la película debe tener muchos efectos especiales y suelen pertenecer al género de acción, ciencia ficción, terror o animación.
Las películas programadas para estar en las salas 3D en este año son en su mayoría de superhéroes, personajes sobrenaturales, dibujos animados, entre otros. Las que encabezan la lista son “Guardianes de la galaxia 2”, “Piratas del caribe 5”, “Los pitufos 3”, “Avatar 2” y “El hombre araña”.
Actualmente, en el cine se pueden ver varias películas en 3D como “Moana”, “Assassins Creed” y “Pasajeros”. Las cintas que se reproducen en este tipo de salas suelen ser películas taquilleras, con gran cantidad de espectadores ansiosos por verlas.
Debido a la gran repercusión que tuvo este tipo de proyección en el cine, se comenzaron a crear televisores aptos para que también se puedan ver estas películas en la comodidad de los hogares. Por esta razón, los LCD, LED TV y SMART TV poseen la posibilidad de ver películas en 3D, además de muchas otras funciones que ofrecen.
El primer largometraje que se reprodujo en formato tridimensional fue “El poder del amor” en 1922, aunque no tuvo una recepción positiva debido a la baja calidad. Fue recién en 1952 con el largometraje “Malvada Dwana” que se provocó el efecto deseado en los espectadores. A partir de ese año, el cine 3D creció dando pequeños pasos hasta convertirse en lo que es actualmente.
Este cine logró una tal evolución que hoy en día los espectadores no solo ven la cinta en tercera dimensión sino que también pueden sentir diferentes efectos en las butacas del cine, lo que dio paso al cine 4D, es decir, en cuarta dimensión.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Producción. Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *