Archivo por meses: agosto 2016

Los primeros años de Quentin Tarantino

Conocido por sus impredecibles y violentas películas, Quentin Tarantino ganó fama por Pulp Fiction (Tiemposviolentos), antes de dirigir clásicos modernos como “Bastardos sin gloria” y “Django Sin Cadenas”.
Nacido en Tennessee en 1963, Quentin Tarantino se trasladó a California con su familia a los 4 años. Su amor por las películas lo llevó a obtener un trabajo en una tienda de videos, durante la cual escribió los guiones de Romance Verdadero y Asesinos por Naturaleza. El debut como director de Tarantino fue con Perros de la calle, de 1992, pero recibió una gran aceptación crítica y comercial con Pulp Fiction (1994), por la que ganó un Premio de la Academia al mejor guión. Otros filmes dirigidos por él incluyen a Jackie Brown (1997), Kill Bill: Vol. 1 (2003) y vol. 2 (2004) y Grindhouse: DeathProof (2007). Tarantino ganó varias nominaciones de premios para Bastardos sin gloria (2009) y Django Sin Cadenas (2012), esta última le valió un segundo Oscar al mejor guión.
Quentin Tarantino nació el 27 de marzo de 1963, en Knoxville, Tennessee. Es el único hijo de Connie McHugh, que es de ascendencia en parte Cherokee y parte irlandesa, y el actor Tony Tarantino, que dejó la familia antes de que naciera Quentin.
Trasladándose a California a la edad de 4 años, Tarantino desarrolló su amor por las películas a una edad temprana. Uno de sus primeros recuerdos es que su abuela lo llevó a ver una película de John Wayne. A Tarantino también le gustaba imaginar y contar cuentos, pero mostró su creatividad de maneras inusuales. “Me escribía historias del Día de la Madre, donde siempre me mataba y me decía lo mal que se sentía al respecto”, dijo Connie una vez a Entertainment Weekly. “Eso es más que suficiente para hacer llorar a una madre. ” Tarantino odiaba la escuela, eligiendo pasar su tiempo viendo películas o leyendo cómics en vez de estudiar. La única asignatura que le atraía era Historia. “En Historia me iba genial, porque era como las películas”, dijo en una entrevista. Después de abandonar la escuela secundaria, Tarantino trabajó como acomodador en un cine para adultos por un tiempo. También tomó clases de actuación hasta que consiguió un trabajo en Video Archives en Manhattan Beach, California. Allí trabajó con Roger Avary, quien compartió su pasión por el cine. Los dos incluso trabajaron juntos en algunas ideas de guión.

Los musicales: de Broadway a Hollywood

Las películas en formato musical son muy frecuentes en Hollywoood, a lo largo de la historia los personajes muestran sus sentimientos mediante la música. Una de las películas musicales más reconocida es “Mamma Mia! “, estrenada en 2008 y.
Protagonizada por Meryl Streep y Amanda Seyfried. Narra la historia de una joven que desea casarse y ansía que su padre la conduzca al altar, el problema es que no sabe quién es su padre y debe averiguarlo antes de la boda. Las canciones presentes a lo largo de la película pertenecen al famoso grupo de cuatro miembros surgido en 1970 llamado Abba.
En ese mismo año, se estrenó “Sweeney Todd: el barbero diabólico de la calle Fleet”, este fue otro musical de la pantalla grande, dirigido y producido por Tim Burton y protagonizado por su esposa, Elena Border Carter y Johnny Depp. Esta película se centra en un hombre que busca venganza por la muerte de su esposa a cualquier precio. La música de esta película estuvo inspirada en la obra de Stephen Sondheim, quién se encargó de la composición de las canciones. La banda sonora tiene un tinte melancólico y lento, a diferencia de las canciones de Abba que eran alegres y permitía a los protagonistas bailar durante toda la cinta.
En 2007, los espectadores se revolucionaron ante la llegada de una obra de teatro famosa pero en forma de película: “Hairspray”. Esta gira en torno a una chica cuya pasión es cantar y busca un lugar en Hollywood. Permanecieron las mismas canciones del musical de Broadway y fue protagonizada por John Travolta y Michelle Pfeiffer.
Yendo un poco atrás en el tiempo, en 2002, “Chicago” fue otra famosa obra de teatro transformada en película que se estrenó en el cine y lideró las taquillas. Protagonizada por Catherine Zeta Jones y Renée Zellweger, esta película narra la historia de dos mujeres perversas que desean ser famosas pero deben cumplir su condena en la cárcel primero. El célebre compositor, Daniel Elfman, fue la persona que creó la banda sonora de “Chicago”, la cual tenía una mezcla de canciones animadas para bailar y algunas melancólicas.
En 2001, “Moulin Rouge” irrumpió en el cine con el protagonismo de Nicole Kidman, quien interpretó a una joven que buscaba un lugar en el mundo de la actuación y, a la vez, se veía sumergida en un triángulo amoroso del cual no podía salir. Las canciones eran románticas y fue Craig Armstrong su compositor.
Las películas nombradas aquí son tan solo un par de las más famosas, ya que la mayoría de los musicales fueron una gran revelación cuando llegaron al cine. Los productores de Hollywood, al ver que las obras musicales iban creciendo cada vez más, decidieron llevarlas a la pantalla grande para que los amantes del cine también disfrutaran de estas historias.

Cine clase B: bajo presupuesto pero gran trascendencia

El cine de clase B, también llamado serie B, es un tipo de cine de bajo presupuesto que surgió en el siglo XX debido a los problemas económicos que abrumaban a Estados Unidos. Los directores no contaban con el dinero suficiente para llevar a cabo grandes y costosos proyectos, pero tampoco querían abandonar su carrera ni dejar a los espectadores sin películas. Por esta razón los directores y productores de Hollywood decidieron realizar películas que no demandaran mucho presupuesto ni efectos especiales, pero con un guion estructurado y un argumento original. Los encargados de estas películas eran profesionales que estaban formando una carrera y no pertenecían a las grandes productoras de cine que conocemos hoy en día.
Aunque fue un tipo de cine menos importante y sus películas no eran taquilleras, formó a varios actores que hoy en día tienen un renombre importante y son famosos, pero que comenzaron su carrera en películas de baja calidad. Uno de ellos es Jack Nicholson, quien actúo en la película del cine B “La tienda de los horrores”; John Wayne en “Horror en Texas”; Kevin Bacon en “Viernes 13”; Jamie Lee Curtis en “Halloween”; Vincent Price en “Los crímenes del museo de cera”; Johnny Depp en “Una pesadilla en Elm Street”; Tom Hanks en “Él sabe que estas solo”; entre otros.
El cine de clase B también permitió que crecieran esos directores que comenzaban su carrera, entre ellos se encuentran Peter Jackson, David Lynch y Ridley Scott.
Asimismo, una gran cantidad de películas pertenecientes a esa época se volvieron famosas y hoy en día son modelos a seguir por otros directores y productores como “Tarántula”, “Drácula” y “Psicosis”.
Sin embargo, hoy en día estas películas son consideradas malas e, incluso, “bizarras” porque no tienen los efectos especiales actuales que todos están acostumbrados a ver. De hecho, la mayoría de estas películas ya no se consiguen en ningún lado, a excepción de las cintas que lograron conseguir un lugar distinguido en Hollywood.
Aunque actualmente este tipo de películas son denigradas u objeto de burla debido a la poca producción que tienen, en los años 90 fueron famosas y ayudaron a que la empresa cinematográfica no decayera, así como también formaron a los actores y directores célebres de la actualidad.

La estatuilla dorada más importante de Hollywood

Los Premios Oscar, también llamados Premios de la Academia, se entregan todos los años en el mes de febrero en la ciudad de Los Angeles. Son transmitidos en la mayoría de los países del mundo y son considerados los premios más importantes de Estados Unidos.
Las películas nominadas a estos premios suelen ser las que lideraron las taquillas en el año anterior o las más votadas y amadas por los espectadores. Estos premios se dividen en varias categorías y se nomina entre cinco y seis películas por cada una. Las categorías se dividen en: mejor director; mejor actor y actriz; mejor actor y actriz de reparto; mejor película de animación; mejor guion; mejor película extranjera; mejor corto; mejor banda sonora y mejor película. Esta última categoría es nombrada al final del evento y es el premio más importante de la noche.
Entre las películas ganadoras del Oscar a lo largo de los años se encuentran: “El precio del perdón” como mejor corto, “James Bond” como mejor banda sonora, “Intensamente” como mejor película de animación, “La habitación” como mejor guion, “El secreto de sus ojos” como mejor película extranjera y “Mad Max” como mejor película. Por otro lado, muchos actores y actrices ganaron premios por su arduo trabajo y con una carrera consagrada en el ámbito cinematográfico; entre ellos se encuentran Kate Winslet, Leonardo Di Caprio, Matthew Mcconaughey, Jack Nicholson, Meryl Streep, Julia Roberts, Jennifer Lawrence y Jean Penn. Para todos los actores que alguna vez ganaron un Oscar, este premio fue bien merecido por su gran dedicación al cine y por su impecable actuación.
Repasando un poco la historia, los Premios Oscar son una de las primeras ceremonias de premios que se llevó a cabo por primera vez en 1929. Según varias fuentes, fue otorgado el nombre “Oscar” en honor al esposo de la creadora de estos premios aunque hay rumores varios sobre el origen del nombre.
En el 2017 se llevará a cabo la entrega número 88 de estos prestigiosos premios y en enero se revelarán los nominados, aunque ya hay varias películas elegidas por el público como “La la land”, “Manchester junto al mar” y “Moonlight”.
Los ganadores se sienten afortunados al recibir esta conmemoración y ratifican que sus trabajos dieron frutos. A estos se les entrega una estatuilla con su nombre impreso en una placa permitiéndoles exponerla ante sus círculos más cercanos.